QR13 Planta Principal

Este nivel del castell tiene como nombre la Planta Noble y es una de las más importantes por la riqueza de sus artesonados y pavimentos que se conservan in situ. En todas las estancias este último elemento se encuentra protegido por una doble lámina de plástico transparente para su conservación. En esta altura está la sala La Nova que transcurre por distintas estancias de las pandas este y norte del edificio. En ella se encuentran además la sala Ximeneia y el acceso al oratorio.

Los artesonados de las salas nobles han recuperado su aspecto original y para reforzarlos se ha instalado un forjado técnico nuevo en la planta superior (Andanes) que realiza la función de sujeción de los mismos. Para que todas las personas visitantes puedan contemplar los artesonados como serían en el siglo XVI, las zonas más deterioradas se han restituido y se han aplicado toda una serie de tratamientos específicos para la restauración y protección.

Según los estudios realizados en la intervención del 2005 al 2007, se pudo comprobar que las composiciones de los pavimentos de la planta noble del castell d’Alaquàs presentan su ubicación original, alterada puntualmente por reposiciones destinadas a mantener la integridad del pavimento o del forjado. La presencia de azulejería de arista de tipo mudéjar e isabelina en este tercer nivel no poseen paralelos conocidos fuera de Alaquàs entre los talleres tradicionales que trabajen este tipo de losas (Sevilla, Toledo, Aragón, etc.). Por lo que creemos que no sólo están realizados en Alaquàs, como evidencia su terminación con cubiertas lisas monocromas sobre piezas de relieve que denotan una cierta reutilización de tirajes, sino que se trata de diseños locales originales. Este hecho cabe relacionarlo con las noticias de fabricación local de cerámica, tanto loza ordinaria como estannífera decorada, que ha sido profusamente documentada recientemente por el profesor Pedro López Elum. La utilización de estos elementos en el castell señorial no deja duda sobre la relación de dependencia de las alfarerías del Señor del lugar y de su propiedad sobre alfares, hornos, tierras y otros derechos.

El interés de los azulejos en relación con la propia historia de Alaquàs reside en las evidencias de la producción industrial cerámica medieval de la población, de la cual se conoce la figura de Ahmed Alami, Jucef Porrota, Pedro Gimeno, etc. La propia instalación artesanal de los alarifes moriscos, efectuada en composiciones montadas pieza a pieza, ajustadas expresamente a las necesidades compositivas, es una expresión propia del saber hacer de los y las habitantes de la población.

Es importante resaltar este tipo de pavimentos que posee una singular relevancia habida cuenta de que no se conservan en el Estado español otros conjuntos con la técnica, extensión, tipología, cronología y excepcional estado de conservación.